sábado, 3 de enero de 2009

Las Amenazas







La amenaza es una herramienta utilizada por el agresor para lograr mantener cercada a la víctima. A veces un abusador puede amenazar diciendo que va a hacer daño si no se hace lo que él quiere. Si la víctima se defiende o busca ayuda sin su consentimiento, pueden surgir amenazas aún más peligrosas. La violencia doméstica siempre va acompañada de amenazas, sin ellas y sin un secreto que guardar, nunca tendrían éxito.
La denuncia es siempre más eficaz que el perpetuo silencio.

Las mujeres tenemos derecho a vivir una una vida libre de abuso de poder. A contar, las experiencias que produjeron dolor al ser víctima de abusos y buscar ayuda.




4 comentarios:

  1. Hola: asi es, tal cual. Ser victima de abuso emocional y fisico, es una sumatoria de amenazas. Acabo de publicar mi comentario en tu escrito sobre la Justicia. Durante 3 años coordine un curso sobre Violencia familiar, junto a la Docente que es una destacada especialista. Soy una sobreviviente de la violencia de genero, pero las marcas en el alma quedan, y no ayuda para nada el hecho de haber recurrido a la Justicia en busca de la defendçsa de mis derechos y los de mis hijos. Pero la Argentina no se destaca por la preservacion de esos derechos. Si el agresor ademas es profesional, todo cae ante la mitica mirada de una Justicia y una sociedad hipocrita como la nuestra: "...un profesional no puede hacer esas cosas...". Y la dilacion en el tiempo de la situacion sin resolver, solo deja profundas marcas que se suman a las dejadas por el agresor mismo. Una de las amenazas preferidas de mi "aun esposo" (a pesar de que hace ,as de 12 años inicie el divorcio) es " y a vos quien te va a creer??...", solo porque orgullosamente reconozco que elegi dedicarme a mi familia, crie mis hijos y los que no eran mios, pero no tengo un titulo universitario, ergo, para un psicopata no seoy nadie, la sociedad no me reconoce en comparacion a él que lo tiene.
    La universidad solo te da informacion sobre un tema, pero no te hace mejor persona, ya ves, él un profesional no dudo en tirarme al piso y patearme embarazada, no dudo en amenazar me que si hablaba me sacaba el bebe, no dudo en ponerme una pistola 9 mm en la cabeza, pretendiendo mi silencio eterno.
    Y la Justicia es complice de este señor, y de alguna manera te somete, te manipula, te re victimiza cuando decide no resolver y dejer que esta situacion de abuso moral continue.
    Es duro, pero es real. Inés

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/1/09 11:38

    Querida Inés todo lo que decís suena tan conocido que sólo faltaría poner mi nombre al texto.
    Somos muchas las que padecimos y padecemos estas injusticias.
    Yo "arreglé" y el único que salió ganando a pesar de todo lo que me hizo, fue él.
    Ester

    ResponderEliminar
  3. Querida sobreviviente Ester:
    Se que la lista de mujeres como vos y yo es interminable. Vos hablas de arreglo, lo unico que puede "arreglarse" y mal es el dinero, el alma queda deshecha, la vida continua, pero el daño moral fue tan grande y el dolor de haber confiado, haber compartido la idea de familia con quien despues sin piedad te destrozo, es tan profundo que dificilmente pueda recomponerse.
    Gracias a Dios yo por esa persona no siento nada, ni odio, ni amor, ni rencor ni nada, eso me da una sensacion de haber sanado en parte mi alma, no quedar enganchada con mi agresor.
    Fuerza, un abrazo, Inés

    ResponderEliminar
  4. Es increible, leo sus comentarios y es todo lo q me paso o pasa, la justicia pone perimetros y mi ex los vence sistematicamente todos los dias, trata de llevarse el nene del jardin, los testigs le tienen miedo, y asi...continua logrando su objetivo, dominando y maltratando, es muy dificil salir y en la justicia hay un bache enorme, estan a años luz de poder resguardar a alguien, son un desastre...

    ResponderEliminar