domingo, 23 de noviembre de 2008

Matar lo que se Ama - Caia Cantarelli












Y todos los hombres matan lo que aman,
que lo oiga todo el mundo,
unos lo hacen con una mirada amarga,
otros con una palabra zalamera;
el cobarde con un beso,
¡El valiente con una espada!




Unos aman muy poco, otros demasiado,
Algunos venden y otros compran;
Unos dan muerte con muchas lágrimas
Y otros sin un suspiro:
Pero aunque todos los hombres matan lo que aman,
No todos deben morir por ello.
Unos aman muy poco, otros demasiado,
Algunos venden y otros compran;
Unos dan muerte con muchas lágrimas
Y otros sin un suspiro:
Pero aunque todos los hombres matan lo que aman,
No todos deben morir por ello.




BALADA DE LA CÁRCEL DE READING
OSCAR WILDE





Triste destino el de cierta parte de la sociedad humana, que termina matando lo que ama...
Como lo supo decir Wilde de manera sublime, muchos NO matan el cuerpo sino el alma.
Otros matan primero el alma... y un día en el colmo de su violencia, terminan matando un cuerpo... que alguna vez amaron.

Hoy debería ser un día de reflexión para mujeres y hombres. Tomarse unas cuantas horas para mirarse por dentro y preguntarse con toda honestidad:


¿Porqué sigo enamorada de alguien que solo me demuestra
violencia y me hiere de hecho y palabra?

¿Porqué si digo amar a esta mujer,
solo me nacen hacia ella actitudes salvajes, de odio y violencia?


Es verdad que existe un buen número de mujeres que se enamoran de hombres totalmente... insalubres!
Y para colmo de males, ven en ése hombre, la única razón de su existencia.

Mujeres que SIN ellos, se mueren (sin eufemismo!).
Mujeres que CON ellos, se mueren... en sus manos.

Ambas actitudes, extremadamente "malsanas". Letales se las mire por donde se las mire.

Y aunque nos parezca exagerado, el amor que llegue a esas vidas, depende sobremanera de la familia en que nacieron, la crianza que tuvieron, la educación que les dieron.

Las reacciones de violencia, de mal corte espiritual y psicológico, NO nacen de un repollo y de la noche a la mañana... Se van gestando desde el vientre materno y a lo largo de la vida.

Por eso en este tema tan espinoso y cruel, está involucrada TODA la sociedad.

Aún aquellos seres que creen estar en las antípodas de esta temática ... están involucrados.

Padre - Madre - Pediatras (que van palpando cómo se desarrolla la personalidad del niño) - Maestras jardineras (¿cómo encara la acción lúdica un niño con una niña? y viceversa? ¿Comparten... son celosos en exceso??? ) - Maestros/as de escuela Primaria - Profesores de Colegio Secundario - Médicos que atienden pacientes adolescentes (¿cómo desarrollan su sexualidad?) - Psicólogos Infantiles y de Adolecentes - Psicogos y Psiquiatras de adultos...

Y LA CADENA ES MÁS EXTENSA TODAVÍA.

Es indudable que hay "detalles" que ya se presentan desde la primera infancia y se acentúan en la adolescencia.
Y hay que estar muy atentos a esos "detalles" para actuar en consecuencia, para erradicarlos.

Y en caso de ser patológicos, recurrir al profesional médico indicado.

Si fueramos conscientes que cada pequeña acción de nuestra vida, termina afectando al prójimo cercano o lejano, muchas actitudes que hieren de por vida, podrían ser evitadas.

Eduquemos por y para el AMOR. El AMOR se ejercita día día para fortalecerlo; hay que reconocer en qué punto estamos débiles o fallamos, para mejorarlo.

El AMOR es una energía poderosísima. Es una energía ATÓMICA. Y como tal, dependiendo del uso que los seres humanos le demos, puede llegar a los sublime o puede sembrar destrucción y muerte...

Mi deseo es que como sociedad actuemos de tal manera que NO existan hombres... ni mujeres, "que maten lo que aman y deban morir por ello".

Creo firmemente que el AMOR es un canto a la Vida y la única energía que puede derrotar a la muerte...

CAIA




2 comentarios:

  1. "El AMOR por más paradojico que suene también puede llegar a MATAR"

    La violencia doméstica es una de las fórmulas más crueles ya que el autor del maltrato es una persona de la propia familia, o muy cercana a ella, generalmente siempre es la persona que una vez AMO. Este tipo de violencia acaba con la autoestima de las mujeres o los menores que la sufren. Es, emocionalmente, un trauma que anula la personalidad y la capacidad de reacción de las víctimas.

    El guerrero espiritual, el guerrero de luz, utiliza la fuerza pero no la violencia. Si llega a luchar y a matar, lo hace desde el mayor nivel de conciencia y de amor. Lo hace desde un espacio interior conectado a lo más trascendental, bueno y noble en el universo. Lo hace por justicia, compasión y amor, en defensa de personas, principios y verdades trascendentales.

    La fuerza no es violencia. Están relacionadas, pero no son lo mismo. La violencia es una de muchas formas de demostrar y usar la fuerza. Pero no se aplica a todos los casos y todas las circunstancias.

    La persona que es violenta sin ser conciente no es un guerrero espiritual, no es una persona noble, digna o justa y no esta obrando desde una posición de paz o de amor.

    A m @ l

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/12/08 3:43

    Un hombre violento que daña y mata, jamás puede llegar a ser un guerrero de la luz.

    Memé

    ResponderEliminar