domingo, 16 de noviembre de 2008

Los Hombres que... - Caia Cantarelli









LOS HOMBRES QUE ENGENDRAMOS Y EDUCAMOS...



Responsabilidad.
Larga palabra... que muchas veces asusta.
Pero cuando uno la mira de frente,
con fuerza y ganas de hacerla "amiga",
ella misma se encarga
de brindar su ayuda en todos los casos.

Con ése ánimo,
escribo este mi sentir
y con ése ánimo deseo que lo lean...
reflexionen...
discrepen ( o no)
y actúen en consecuencia.


Nos quejamos de los hombres que transforman la vida,
en una tortura cotidiana.

Pues bien, Mujeres...
NO ME ODIEN.
PERO TENEMOS LOS HOMBRES QUE HEMOS ENGENDRADO Y...
EDUCADO.

Me incluyo por solidaridad de género,
aunque debo confesar que
ni me he casado ni he sido madre.

Cuando una mujer joven ó adulta "crecidita"
se casa o forma una pareja "estable" (estable???)
lo primero que deberían plantearse AMBOS,
es si desean tener hijos
con todas las responsabilidades que ello acarrea,
PARA AMBOS.
Los hijos deben ser criados y educados por PADRE Y MADRE...
O VICEVERSA SI LO PREFIEREN.

El primer y GRAVE error es que ese tema
no se plantea abiertamente,
o uno desea convencer al otro
que comparta su opinión en el tema.

Un hijo DEBERÍA SER DESEADO POR AMBOS.
Con la misma intensidad.
Si la mujer pone el 99% del deseo de ser madre
y su pareja, a gatas, pone el 1% faltante,
las cosas ya preanuncian un fracaso estrepitoso.

Muchas mujeres tenemos una idea "idílica" de la maternidad...
pero cuando llegan los embarazos complejos,
cuando hay que salir a trabajar
muchas horas fuera del hogar,
cuando la pareja NO coopera
pues ese bebé es sólo "hijo de ella"...
estamos molestas,
comenzamos a sentir la carga no sólo en el vientre sino en el alma...

Nuestra gestación de un hijo,
YA NO ES UN CANTO A LA VIDA,
LA ALEGRÍA Y UNA APUESTA FERVIENTE A UN SANO FUTURO.
Los neurólgos y ginecólogos han escrito
una abundante literatura médica
sobre cómo las madres, y los padres,
van influyendo con sus estados de ánimo... su stress...
sus furias... sus depresiones,
sobre el bebé que se desarrolla en el vientre materno.

Ee bebé totalmente INDEFENSO,
tiene que ir asumiendo todo lo negativo que de su propia mamá y papá,
le "obsequian" durante 9 largos meses...
y como frutilla del postre,
deberá enfrentar SU PARTO
con todas las molestias físicas que eso le deparará.

POR "ALGO" LLORAMOS AL LLEGAR A ESTE MUNDO, NO???

Y luego, comienza la etapa crítica para madre y padre,
de criar y educar a un ser que es un pequeño tirano:
le desbarata los tiempos, el sueño,
la hora de las comidas,
los paseos nocturnos o diurnos, la casa está "patas arriba"...
los abuelos opinan y sin querer suelen tensionar a los padres...
en fin, lo que debería ser un PARAÍSO,
a veces resulta un INFIERNO.

Los atavismos generacionales hacen lo suyo:
a los varones, las madres los hacen sus"reyes"
y a las mujeres, los padres suelen decirles "mi reina".
Eso cuando ambos padres, han deseado a sus hijos.

Caso contrario,
el bebé junto al pecho materno...
la "mema"... la papilla recibe las discusiones,
gritos e insultos de sus padres.
Y TODO ESO "SE MAMA"...
SE GRABA COMO UN CÓDIGO VIOLENTO
EN LA PERSONALIDAD DE ESE BEBÉ, DE ESE NIÑO.

Los hombres "machistas",
NO dejarán de inculcar en sus hijos varones
el concepto que a las mujeres "hay que tenerlas cortitas"...
hay que "fajarlas" (pegarles, en lunfardo)
para que hagan lo que ellos quieren,
para que NO tengan voluntad propia.
Un padre "machista" le dirá a su hijo
que cuantas más mujeres acopie en el historial de su cama,
más "macho" será.
Un machista le dirá su hijo que aunque se case (cuanto más tarde mejor!),
igual puede tener todas "las minas" que el cuerpo le aguante...

Todo eso inculcado, en la presencia de LA MADRE!
¿Y las madres qué hacen al respecto?
Muchas veces, poco y nada.
Muchas lo toman como "un chiste"...

A su vez, una madre que se siente frustrada como mujer,
le dirá a su hija que elija bien al casarse,
que elija alguien con buena pinta y mucho dinero
para no tener que penar por la plata el resto de sus días...
Otras le dirán que estudien
"para ser alguien y NO DEPENDER DE UN HOMBRE" ...

Todo esto también,
en presencia del padre lo que ocasiona
otra pelea de la pareja, frente su hija adolescente.

Además, el mundo externo...
la sociedad humana mundial
con valores morales en plena decadencia,
NO contribuye a que los niños, adolescentes y jóvenes
tengan ejemplos palpables de una sana conviencia en el AMOR;
tienen ejemplos de pareja totalmente deformes.

Ya ven que NO es nada difícil deformar la mente de los hijos
varones y mujeres...
NO es nada difícil ir gestando un drama de violencia de género,
desde el primer segundo de la concepción.

¿Esto se puede revertir?
POR SUPUESTO QUE SÍ.
NO LO DUDEN NI POR UN SEGUNDO QUE SE PUEDE CAMBIAR.

El primer paso es, NO vivir irreflexivamente,
NO hacer las cosas sin haber considerado
sus lados positivos y negativos.

NO volcar en los bebés nuestras frustraciones...
NO permitir que padre o madre
denigren ante el niño al género contrario.

HAY QUE EDUCAR POR Y PARA EL AMOR...
Y EL AMOR EN RESPETO PROPIO Y MUTUO.

La vida moderna es compleja,
lo tiempos son veloces hasta el delirio y ser PADRES,
es una elección de vida.
NO SE DEBE SER PADRES POR "SORPRESA"
NI POR MANDATOS ATÁVICOS.

... Y como elección de vida, es también,
UNA TAREA DE POR VIDA.

Al fin de cuentas,
es una de las tareas primordiales de mujeres y hombres.
Eso es VIVIR para la VIDA y es lo que he querido transmitirles.

CAIA




5 comentarios:

  1. Hola Caia primeramente quiero FELICITARTE por la compañía que le has hecho a Josefina y la oportunidad que tiene de escribir sobre este tema que cada día toma más terrenos en nuestras culturas y otras también más viejas...Gracias por darme la oportunidad de participar y aportar mi opinión al respecto.
    La Violencia tiene que ver con la utilización de la fuerza física o de la coacción psíquica o moral por parte de un individuo o grupo de sujetos en contra de sí mismo, de objetos, o de otra persona o grupo de personas víctimas por lo que constituye una amenaza o negación de las condiciones de posibilidad de realización de la vida y de la supervivencia. Posiblemente sea un problema de salud ya que salud no sólo es la ausencia de enfermedades, sino el estado de completo bienestar biológico, psicológico y social. Si existe la violencia como factor actuante sobre los 3 aspectos anteriores, es evidente que afecta el estado de salud.

    Hay que tomar en cuenta la variable que se presentan frecuentemente en la violencia familiar que se repiten en cuanto a los agresores y sus víctimas, lo que permite generar patrones de conducta.
    Enre estas variables se encuentran las adicciones, problemas de empleo - desempleo y hasta complicaciones físicas.
    En cuanto a los sectores económicos que presentan más denuncias, los casos se concentran en la clase media.
    De acuerdo a lo que se indica desde el área, las familias con mayor poder adquisitivo tienen recursos para recibir un tratamiento adecuado o bien afrontar los gastos económicos que implica una separación.
    Por otra parte, las de menores recursos no tienen conocimiento de las posibilidades de recibir una intervención y contención.

    Las generaciones futuras tienen el derecho a crecer en un mundo de paz, sin violencia; lo que se traducirá, a largo plazo, en salud y bienestar para todos. Se trata de una realidad social históricamente transformable y controlable que requiere de esfuerzos a todos los niveles y en varios campos; por lo que los autores se proponen profundizar en el estudio de la violencia, y en particular, de la violencia intrafamiliar; estudiar la posible relación entre el consumo de alcohol y las manifestaciones de violencia y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida.

    Y ya para terminar, el decidir ser padres, es decidir serlo para toda la vida, con la responsabilidad que amerita la situación de ser padres, inculcar al inicio de la domesticación de ese pequeño ser humano que forma parte en la sociedad, dónde la formación en valores sea invaluable e ir encaminándolos hacia la vida con principios morales desde el amor, el respeto a si mismos y con la única responsabilidad de crecer para este mundo que lo único que deseamos es que nuestros hijos vivan LIBRES y FELICES...

    Amal Bittar

    ResponderEliminar
  2. Graciela María17/11/08 16:12

    ¡Muy bueno tu análisis, Caia!!!!!
    El planteo se encuadra en las relaciones de dominación, que es tan vieja como el hombre...Y como bien dices, es difícil trasmitir amor si realmente no se lo siente y el futuro se construye sobre "las rodillas de la madre" (valga también del padre...) Coincido plenamente contigo en cuanto es necesario reflexionar antes de actuar y todos los peligros que acechan actualmente contra las conductas constructivas... Es muy complejo el tema y no existe una fórmula...La mayoría de las mujeres golpeadas y que finalmente lo aceptan, también son golpeadoras de sus hijos y francamente no sé qué es peor...


    http://webs.uolsinectis.com.ar/vida-reflexion

    ResponderEliminar
  3. CAIA QUERIDA, maravilloso tu escrito. Gracias por invitarme. TKM. Zuzú

    ResponderEliminar
  4. Graciela María
    Las mujeres "aprenden" que sufren violencia, a golpear a sus hijos porque es lo único que pueden hacer, ya que para ellos su madre es poco menos que basura. Humillada, golpeada y menospreciada dentro del círculo que el agresor impone, no tiene otra salida.
    Besitos!!
    Y gracias por tan buena información!!!
    Maria laura

    ResponderEliminar
  5. Hola Amal, Graciela María,Zuzú y María Laura les agradezco de todo corazón sus comentarios y aportes!!
    y aprevecho este espacio también para hacer pública mi eterna gratitud para una persona que trasunta armonía y bonanza en todas sus actitudes, ella es mi querida amiga Caia!
    besotes para todas
    Josefina

    ResponderEliminar